Tipos de trastorno de adicción

Los trastornos de adicción, requieren de psicoterapia para adultos con técnicas específicas para tratarlos y estos son algunos de los más comunes:

Trastornos relacionados con sustancias y trastorno de adicciones

Un trastorno de adicciones aparece cuando hay un fuerte deseo o sentimiento de compulsión para llevar a cabo la conducta en particular, aparece una capacidad reducida para controlar dicha conducta y un malestar y angustia emocional cuando esta es impedida o dejada de hacer. Esta conducta suele persistir a pesar de las claras consecuencias negativas que tiene para su vida.

Adicción al alcohol


Trastorno de consumo de alcohol

Este trastorno de adicción se representa en un patrón problemático de consumo de alcohol que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta por al menos dos de los siguientes hechos en un plazo de doce meses:

  • Se consume alcohol con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto.
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de alcohol
  • Se invierte mucho tiempo en las actividades necesarias para conseguir alcohol, consumirlo o recuperarse de sus efectos
  • Ansias o un poderoso deseo de consumir alcohol
  • Consumo recurrente de alcohol que lleva al incumplimiento de los deberes fundamentales el trabajo, escuela o hogar
  • El consumo de alcohol provoca el abandono o la reducción de importantes actividades sociales, profesionales o de ocio
  • Consumo recurrente de alcohol en situaciones en las que provoca un riesgo físico
  • Se continua con el consumo de alcohol a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente probablemente causado o exacerbado por el mismo.

Tolerancia definida por alguno de los siguientes hechos:

  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de alcohol para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.
  • Un efecto notablemente reducido tras el consumo continuado de la misma cantidad de alcohol

Abstinencia manifestada por alguno de los siguientes hechos:

Presencia del síndrome de abstinencia al alcohol

Se consume alcohol o una sustancia similar para evitar el síndrome de abstinencia

Intoxicación por alcohol

Ingesta reciente de alcohol y comportamiento problemático o cambios psicológicos clínicamente significativos que aparecen durante o poco después de la ingesta de alcohol.

Uno o más de los signos o síntomas siguientes que aparecen durante o poco después del consumo de alcohol:

  • Habla distraída
  • Descoordinación
  • Marcha insegura
  • Nistagmo
  • Alteración de la atención o memoria
  • Estupor o coma

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación con otra sustancia.

Abstinencia al alcohol

Cese de consumo de alcohol que ha sido intenso y prolongado.

Aparecen dos o más de los signos o síntomas siguientes de las pocas horas o pocos días de cesar el consumo de alcohol:

  • Hiperactividad del sistema nervioso autónomo-Incremento del temblor de las manos
  • Insomnio
  • Náuseas o vómitos
  • Alucinaciones o ilusiones transitorias visuales, táctiles o auditivas
  • Agitación psicomotora
  • Ansiedad
  • Convulsiones tónico-clónicas generalizadas

Los signos o síntomas de este trastorno de adicción no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación con otra sustancia. Pueden aparecer los síntomas mencionados anteriormente además de alteraciones en la percepción.


Adicción a la cafeína


Intoxicación por cafeina

Consumo reciente de cafeína (habitualmente dosis que superan los 250mg) y aparecen cinco o más signos o síntomas siguientes que aparecen durante o poco después del consumo de cafeína: intranquilidad, nerviosismo, excitación insomnio, rubor facial, diuresis, trastornos gastrointestinales, espasmos musculares, divagación del pensamiento y del habla, taquicardia o arritmia cardíaca, períodos de infatigabilidad y agitación psicomotora.

Los síntomas de este trastorno de adicción provocan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

Los síntomas no se atribuyen a otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluida una intoxicación con otra sustancia.

Abstinencia a la cafeína:

Este trastorno de adicción se basa en un consumo diario prolongado de cafeína acompañado de un cese brusco o reducción del consumo de cafeína, seguido en las 24 horas siguientes por tres (o más) de los signos y síntomas siguientes:

  • Cefalea
  • Fatiga o somnolencia notable
  • Disforia, desánimo, irritabilidad
  • Dificultades para concentrarse
  • Síntomas gripales (náuseas, vómitos o dolor/ rigidez muscular)

Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

Los síntomas no se atribuyen a otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluida una intoxicación con otra sustancia.


Consumo de cannabis


El patrón problemático de este trastorno de adicción de consumo de cannabis, provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta al menos por dos de los siguientes hechos en un plazo de doce meses:

  • Se consume cannabis con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de cannabis
  • Se invierte mucho tiempo en las actividades necesarias para conseguir el cannabis
  • Consumo continuado de cannabis a pesar de sufrir problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes, provocados o exacerbados por los efectos del mismo
  • El consumo de cannabis provoca el abandono o la reducción de importantes actividades sociales, profesionales o de ocio
  • Consumo recurrente de cannabis en situaciones en las que provoca un riesgo físico
  • Se continua con el consumo de cannabis a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente probablemente causado o exacerbado por el mismo.

Tolerancia definida por alguno de los siguientes hechos:

  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de alcohol para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.
  • Un efecto notablemente reducido tras el consumo continuado de la misma cantidad de alcohol

Abstinencia manifestada por alguno de los siguientes hechos:

  • Presencia del síndrome de abstinencia del alcohol
  • Se consume alcohol o una sustancia similar para evitar

Intoxicación por cannabis

Se trata del consumo recurrente de cannabis y el comportamiento problemático o cambios psicológicos clínicamente significativos que aparecen durante o poco después del consumo de cannabis.

Dos (o más) de los signos o síntomas siguientes que aparecen en el plazo de dos horas tras el consumo de cannabis:

  • Inyección conjuntival
  • Aumento del apetito
  • Boca seca
  • Taquicardia

Lo signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación con otra sustancia.

Abstinencia de cannabis

Cese brusco del consumo de cannabis que ha sido intenso y prolongado.

Aparición de tres o más de los signos y síntomas aproximadamente en el plazo de una semana:

  • Irritabilidad, rabia o agresividad
  • Nerviosismo o ansiedad
  • Dificultades para dormir
  • Pérdida de apetito o de peso
  • Intranquilidad
  • Estado de ánimo deprimido

Uno de los síntomas físicos siguientes que provoca una incomodidad significativa: dolor abdominal, espasmos y temblores, sudoración , fiebre, escalofríos o cefaleas.

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación con otra sustancia.


Adicción a los sedantes hipnóticos o ansiolíticos


Trastornos de adicción relacionados con el consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos 

Este trastorno de adicción se identifica a través de un patrón de consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos que provocan un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta al menos por dos de los siguientes hechos en un plazo de doce meses:

  • Se consume sedantes, hipnóticos o ansiolíticos con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto.
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.
  • Se invierte mucho tiempo en las actividades necesarias para conseguir los sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.
  • Consumo continuado de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos a pesar de sufrir problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes, provocados o exacerbados por los efectos del mismo.
  • El consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos provoca el abandono o la reducción de importantes actividades sociales, profesionales o de ocio.
  • Consumo recurrente de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos en situaciones en las que provoca un riesgo físico.
  • Se continua con el consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente probablemente causado o exacerbado por el mismo.

Tolerancia definida por alguno de los siguientes hechos:

  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.
  • Un efecto notablemente reducido tras el consumo continuado de la misma cantidad de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.

Abstinencia manifestada por alguno de los siguientes hechos:

  • Presencia del síndrome de abstinencia a los sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.
  • Se consume sedantes, hipnóticos o ansiolíticos o una sustancia similar para evitar el síndrome de abstinencia.

Intoxicación por sedantes, hipnóticos o ansiolíticos

Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos y comportamiento problemático o cambios psicológicos, clínicamente significativos que aparecen durante o poco después del consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos: habla distraída, descoordinación, marcha insegura, nistagmo, trastorno cognitivo, estupor y coma.

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación o abstinencia a otra sustancia.

Abstinencia de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos

Cese brusco del consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos que ha sido intenso y prolongado.

Aparición de dos o más de los hechos siguientes al cabo de unas horas o a los pocos días de cesar (o reducir) el consumo de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos descritos:

  • Hiperactividad del sistema nervioso autónomo
  • Temblores de las manos
  • Insomnios
  • Náuseas y vómitos
  • Alucinaciones o ilusiones transitorias visuales, táctiles y auditivas
  • Ansiedad
  • Convulsiones tónico-clónicas generalizadas

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluido una intoxicación o abstinencia a otra sustancia.


Trastorno de adicción a los estimulantes


Trastornos de adicción relacionados por consumo de estimulantes

Patrón de consumo de sustancias anfetamínicas, cocaína u otros estimulantes que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta al menos por dos de los siguientes hechos en un plazo de doce meses:

  • Se consume sustancias anfetamínicas, cocaína u otros estimulantes con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de estimulantes
  • Se invierte mucho tiempo en las actividades necesarias para conseguir los estimulantes
  • Consumo continuado de estimulantes a pesar de sufrir problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes, provocados o exacerbados por los efectos del mismo
  • El consumo de estimulantes provoca el abandono o la reducción de importantes actividades sociales, profesionales o de ocio.
  • Consumo recurrente de estimulantes en situaciones en las que provoca un riesgo físico
  • Se continua con el consumo de estimulantes a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente probablemente causado o exacerbado por el mismo.

Tolerancia definida por alguno de los siguientes hechos:

  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de estimulantes para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.
  • Un efecto notablemente reducido tras el consumo continuado de la misma cantidad de estimulantes

Abstinencia manifestada por alguno de los siguientes hechos:

  • Presencia del síndrome de abstinencia a los estimulantes
  • Se consume estimulantes o una sustancia similar para evitar el síndrome de abstinencia

Intoxicación por estimulantes

Este trastorno de adicción se basa en el consumo reciente de sustancias anfetamínicas, cocaína u otros estimulantes y comportamiento problemático o cambios psicológicos clínicamente significativos que aparecen aparecen durante o poco después del consumo de un estimulante.

Dos (o más) de los signos o síntomas siguientes que aparecen durante o poco después del consumo de un estimulante:

  • Taquicardia o bradicardia
  • Dilatación pupilar
  • Tensión arterial elevada o reducida
  • Sudoración o escalofríos
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida de peso
  • Agitación o retraso psicomotores
  • Debilidad muscular, depresión respiratoria, dolor torácico o arritmias cardíacas
  • Confusión, convulsiones, discinesias, distonías o coma

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluida una intoxicación con otra sustancia.

Abstinencia de estimulantes

Cese (o reducción) de un consumo prolongado de una sustancia anfetamínica, cocaína u otro estimulante.

Humor disfórico (sensación de malestar) y dos (o más) de los siguientes cambios fisiológicos, que aparecen en el plazo de unas horas o varios días tras el criterio A:

  • Fatiga
  • Sueños vívidos y desagradables
  • Insomnio e hipersomnia
  • Aumento de apetito
  • Retraso psicomotor o agitación

Los signos o síntomas del Criterio B provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas de funcionamiento.

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluidas una intoxicación o abstinencia a otra sustancia.


Trastorno de adicción al tabaco


Trastornos de adicción relacionados con el consumo de tabaco

Patrón de consumo de tabaco que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta al menos por dos de los siguientes hechos en un plazo de doce meses:

  • Se consume tabaco con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto.
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de tabaco.
  • Se invierte mucho tiempo en las actividades necesarias para conseguir tabaco o consumirlo.
  • Consumo continuado de tabaco a pesar de sufrir problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes, provocados o exacerbados por los efectos del mismo
  • El consumo del tabaco provoca el abandono o la reducción de importantes actividades sociales, profesionales o de ocio.
  • Consumo recurrente de tabaco en situaciones en las que provoca un riesgo físico
  • Se continua con el consumo de tabaco a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente probablemente causado o exacerbado por el mismo.

Tolerancia definida por alguno de los siguientes hechos:

  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de tabaco para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.
  • Un efecto notablemente reducido tras el consumo continuado de la misma cantidad de tabaco.

Abstinencia manifestada por alguno de los siguientes hechos:

  • Presencia del síndrome de abstinencia al tabaco
  • Se consume tabaco o una sustancia similar para evitar el síndrome de abstinencia

Abstinencia al tabaco

Consumo diario de tabaco por lo menos durante varias semanas y cese brusco o reducción de la cantidad de tabaco consumido, seguido en las 24 horas siguientes por cuatro (o más) de los signos o síntomas siguientes:

  • Irritabilidad, frustración o rabia
  • Ansiedad
  • Dificultad para concentrarse
  • Aumento del apetito
  • Intranquilidad
  • Estado de ánimo deprimido
  • Insomnio

Los signos o síntomas provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas de funcionamiento.

Los signos o síntomas no se pueden atribuir a ninguna otra afección médica y no se explican mejor por otro trastorno mental, incluidas una intoxicación o abstinencia a otra sustancia.


Trastornos de adicciones no relacionadas con sustancias:


Juego patológico (Ludopatía)

Juego patológico problemático persistente y recurrente, que provocan un deterioro o malestar clínicamente significativo y se manifiesta porque el individuo presenta cuatro o más de los siguientes criterios durante un período de doce meses:

  • Necesidad de adoptar cantidades de dinero cada vez mayores para conseguir la excitación deseada
  • Está nervioso o irritado cuando intenta reducir o abandonar el juego
  • Ha hecho esfuerzos repetidos para controlar, reducir o abandonar el juego, siempre sin éxito
  • Suele apostar cuando siente desasosiego
  • Después de perder dinero en las apuestas, suele volver otro dia para intentar ganar
  • Miente para ocultar su grado de implicación en el juego
  • Ha puesto en peligro o ha perdido una relación importante, un empleo o una carrera académica o profesional a causa del juego
  • Cuenta con los demás para que le den dinero para aliviar su situación financiera desesperada provocada por el juego
  • Su comportamiento durante el juego no se explica mejor por un episodio maníaca

Politoxicomanias

Este trastorno de adicción se diagnostica cuando una persona además de mantener una conducta de abuso y dependencia a una sustancia principal está consumiendo otra/s.